Educando a los perros desde pequeños para que no ladren por la noche

Educando a los perros desde pequeños para que no ladren por la noche

Si hay algo que puede desesperar a un propietario y a los vecinos de nuestra comunidad son los ladridos continuos de un perro. Este inconveniente conlleva quejas vecinales que suelen a terminar en demandas y pagos de multas, y también en el peor de los casos, en el abandono del perro. Para solucionar el inconveniente del cachorro que se dedica a ladrar sin cesar por las noches es fundamental que sepas que tiene solución, que no hace falta recurrir ni al abandono del cachorro ni a la compra de aparatos dañinos como los collares de descarga eléctrica u otras técnicas que son un mal trato en toda regla con destino a el animal, simple y llanamente debes aprender a educar a un cachorro para eludir que ladre.

Primero debes tener clara la diferencia entre el cachorro pequeño que se dedica a llorar por las noches fruto de su inseguridad y pavor al haberse recién separado de la progenitora y de sus hermanos, y lo que vamos a tratar el día de hoy acá, es contar, el cachorro ya no tan pequeño que por las noches ladra por cualquier cosa.

Para comenzar debes tener claro que un cachorro no se pone a ladrar por la noche por agrado, sino que todo tiene su origen y sus causas.

Principales causas de los ladridos por la noche

El cachorro ladra por las noches para llamar la atención: habitualmente sucede cuando el cachorro tiene demasiada energía que no ha quemado durante el día. El cachorro ladra por las noches por el hecho de que algo le llama la atención: pueden ser ruidos, luces, olores, etc.

Entre múltiples causas las principales son las siguientes:

  • La socialización. Un cachorro que no ha sido socializado correctamente en el período de socialización, tenderá a ladrar muchísimo más que un cachorro socializado. Un cachorro socializado se vuelve un cachorro saludable y nivelado, más seguro y más confiado.
  • El ejercicio. La carencia de ejercicio va a condicionar que tu cachorro ladre más o menos. Si tu raza es una raza de naturaleza activa (lebrel, de presa, etc.) y no realiza el bastante ejercicio físico durante el día, no te extrañe que por la noche esté ansioso y libere esta ansiedad ladrando.
  • El calor. En épocas de calor, los cachorros y los perros en general acostumbran a dormir más de día debido al “agotamiento” que les generan las altas temperaturas. Eso provoca que por las noches estén bastante activos, más frescos, y más dispuestos a gastar energía. Ladrar para ellos es una espléndida forma de gastar esta energía.
    La raza. Como ya vimos en otro artículo, hay perros que son más ladradores que otros y es responsabilidad del propietario educarle para eludir que ladre en exceso.
  • La tristeza. Sí, la tristeza. Un cachorro que ladra intermitentemente por las noches puede ser síntoma de un cachorro que se está sintiendo triste, solo, aburrido, y llama la atención ante la desesperación de no ser respondido por ninguna persona. Suele pasar en perros que pasan muchísimo tiempo solos, o los habituales perros que atan a una cuerda en el jardín y duermen en la caseta.

Sabiendo las causas ya no tienes justificación para ponerle solución a este desagradable inconveniente. Un cachorro que ladra en la noche es síntoma de que tiene alguna deficiencia que hay que suplir.


Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *